Casita

$680.00

Con esta Casita, el niño entiende que un objeto en movimiento puede desaparecer y aparecer de nuevo.

El reto de esta actividad es que el niño debe aprender a ser paciente para insertar el cubo, y también entender que necesitará abrir la puerta para poder recuperarlo. Para poder practicar de la manera más correcta, el niño necesita saber sentarse.

Consejo:
Haga el ejercicio frente al bebé acompañándolo con palabras.
Para facilitar la compresión del proceso, diga “¡Oh!” al soltar el cubo y “¡Oh aquí está!”, cuando se logra sacar de la Casita. Siempre repetirlo con movimientos lentos.

Agotado