¡Involucrar a nuestros hijos en las actividades de hogar, beneficio mutuo!

Es muy importante habituar a los niños/niñas desde que son pequeños a participar en las actividades y tareas del hogar, ya que con esto contribuiremos como padres, a fomentar la responsabilidad, disciplina y el orden. De igual manera estamos fomentando la autonomía e independencia.   Sin embargo, a veces como padres no sabemos ni cómo pedirles que se involucren en estas actividades y podemos abusar en nuestras peticiones por asignarles tareas que no les corresponden o peor aún, optar por no dejarles ninguna.   Para que tus niños/niñas hagan estas tareas, recuerda siempre:
  • Dar las responsabilidades según su edad,
  • Comenzar siempre por las más sencillas,
  • Enséñales como se hacen,
  • Tener mucha paciencia, recuerda que habrá momentos en que no lo hagan como tú quieras o esperas.
Para que sepas qué deberes o tareas asignarles a los niños, a continuación expondré los más comunes en relación a su edad.   De los 2 a los 3 años: Es la edad ideal para enseñarles sobre responsabilidades, sólo recuerda no abusar de ello. Comienza con actividades sencillas como:
  • Colocar la ropa sucia en el cesto correspondiente.
  • Acomodar sus juguetes, libros y todos los objetos que utilice ver muebles Debuts Kids.
  • Si tienes mascota, enseñarle a que lo alimente.
  • Desechar los pañales sucios en el bote de basura.
  De los 4 a 7 años: En esta etapa es cuando comienza a ir a la escuela, por lo que es más consciente de la responsabilidad. Enséñale a:   De los 8 a los 10 años: La lista de tareas puede crecer sin problemas ya que los más pequeños ya pueden participar más en las tareas de la casa.
  • Limpiar su cuarto.
  • Ordenar la mesa.
  • Aspirar la casa.
  • Sacar la basura.
  • Alimentar a la mascota.
  • Ayudar a cocinar la cena.
  • Doblar la ropa.
  Después de los 11 años: Comienza la fase de la adolescencia, por lo que pedirá más independencia. Para que pueda obtenerla, lo recomendable es que le pidas cumplir con las tareas de siempre y asignarle otras, como pueden ser:
  • Limpiar la cocina.
  • Lavar los trastes.
  • Pasear a la mascota.
  • Aprender a cocinar.
  • Lavar, tender y doblar la ropa.
  • Lavar el baño y otras habitaciones del hogar.
  Ten siempre en cuenta que tú eres quien más conoce a tu hijo/hija, y si ves progresos significativos y crees que ya está listo para asignarle tareas más complejas en cualquier edad, ¡adelante!